La eyaculación precoz es un problema sexual masculino muy común, mucho más de lo que normalmente se piensa. Si alguna vez has escuchado que es muy raro que en un momento determinado de tu vida te ocurra, están equivocándose. Además, también es habitual que se adquiera como un trastorno sexual. Si quieres conocer más sobre este trastorno, sigue leyendo.

Qué es la eyaculación precoz

La eyaculación precoz (EP) es un problema masculino común. Se trata de un problema sexual que provoca que la persona no pueda dirigir el reflejo del control eyaculatorio. Es decir, no puede inhibir la eyaculación. El problema existe porque la eyaculación ocurre muy temprano: justo antes de la penetración o poco tiempo después. Normalmente, esto frustra las relaciones sexuales y conlleva grandes sentimientos de fracaso.

Un problema masculino muy común

A pesar de lo que puedas haber escuchado, la EP es muy común en hombre. Uno de cada tres hombres, a nivel de población mundial, sufrirá este problema masculino común en algún momento de su vida, ya sea de forma puntual o durante un período de tiempo.

No afecta a los hombres en un período de edad concreto, pero sí es cierto que se ve con mayor frecuencia a medida que los hombres van teniendo más edad. No obstante, la ep es muy común en hombre joven también.

Causas de la EP

Las causas de la eyaculación precoz son variadas. Hay afecciones médicas, como la inflamación de la glándula prostática (prostatitis) que pueden provocarla. La prostatitis normalmente está causada por bacterias, pero también puede suceder por alguna ETS.

No obstante, el mayor impacto en este problema masculino común, es de las causas psicológicas. Se encuentra estrechamente relacionado con la ansiedad y el estrés, por ello no es extraño que todos los hombres tengan al menos un episodio aislado en su vida.

También influyen los hábitos masturbatorios. Sí, sabes muy bien que se dice por ahí que, si te masturbas demasiado, te ocurrirán cosas como estas. Pero eso es un gran mito. La realidad de este problema reside en la forma en la que nos masturbamos. Si lo hacemos siempre demasiado rápido, buscando un orgasmo veloz, nuestro cuerpo se va a condicionar a ese estímulo de tal forma que, ante poca estimulación sexual, lleguemos pronto al orgasmo y, en consecuencia, eyaculemos.

Tratamiento para la EP

Aunque la EP es un problema masculino muy común, casi el 98% de las personas que piden ayuda a un profesional, consiguen recuperar su vida sexual. Por ello, es fundamental contactar con los profesionales de la EP.

Take Control es un medio completamente online en el que encontrarás a profesionales de la eyaculación precoz. Te ayudarán con ejercicios y técnicas probadas para este problema masculino común, desde la mayor profesionalidad posible. Además, no tendrás que realizar esperas o ajustarte a los horarios de la cita de ningún profesional, pues serás tú mismo quien se organice los horarios para contactar y realizar los ejercicios. Además, ahorrarás en el desplazamiento.

¡No pierdas más el tiempo!