¿Necesitas retrasar la eyaculación masculina y no sabes cómo? Si estás preocupándote por la eyaculación precoz y necesitas técnicas para controlar la eyaculación masculina, has llegado al lugar correcto.

Eyaculación precoz

La eyaculación precoz se considera hoy en día un trastorno sexual. Consiste en la incapacidad para controlar el reflejo de la eyaculación, o dicho de otra forma, no somos capaces de controlar la eyaculación masculina y esta ocurre antes de lo que deseamos.

Puede aparecer de dos formas. La EP primaria es aquella que ha sucedido en todas o casi todas las relaciones sexuales que la persona ha mantenido; sin embargo, también puede aparecer a lo largo del tiempo, tras un período (largo o corto) de sexualidad sana (al menos con respecto a la eyaculación): EP secundaria.

Las causas de este trastorno son muy variadas, y se clasifican como orgánicas o psicológicas. Si te interesa saber sobre las posibles causas de la EP, puedes echarle un vistazo a nuestro artículo dedicado a ello.

Cómo retrasar la eyaculación masculina

Y ahora, vamos a lo importante, es lo que has venido buscando: ¿Cómo retrasar la eyaculación masculina? Es necesario destacar que la mejor y forma definitiva de solucionar este problema, es acudir a los profesionales de la EP. En Take Control encontrarás un trato personalizado y completamente online, que traerá muchos beneficios a tu problema.

No obstante, si quieres retrasar la eyaculación masculina ya, te dejamos unos consejos:

  • Practicar los ejercicios de Kegel. Entrenar los músculos del suelo pélvico te ayudarán a recuperar el control del reflejo de la eyaculación masculina. A priori te puede parecer algo demasiado absurdo, pero al eyacular te darás cuenta de lo mucho que participan estos músculos en su producción.
  • Utilizar condones retardantes. Además de que seguirás manteniendo sexo seguro y es un buen método anticonceptivo, los condones retardantes tienen una sustancia que adormecerá ligeramente el glande del pene, por lo que las sensaciones no serán tan intensas como de normal. Seguirás disfrutando de la relación y, lo más posible es que te ayude a retrasar la eyaculación masculina.
  • Buscar las posturas más beneficiosas para retrasar la eyaculación. A pesar de que eso puede llegar a ser un poco personal y debes conocerte a ti mismo para descubrir cuáles son más beneficiosas, aquí tienes una lista de las cinco posturas que ayudan a retrasar la eyaculación. Recuerda que cuanto menos profundidad y posibilidad de movimiento haya, más ayudará en tu objetivo.
  • Cambiar los hábitos sexuales. Es posible que vayamos demasiado rápido a la penetración, que tengamos mucha prisa siempre por alcanzar los genitales, etc. Trata de ir más lento, de disfrutar las sensaciones, de tener el simple objetivo de disfrutar del momento y de tu(s) pareja(s) sexual(es) y no del orgasmo propio o ajeno.