Muchas personas buscan recomendaciones para pacientes de EP pero no logran encontrar información fiable. Las redes y las páginas webs están llenas de consejos o tips que pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud, así como remedios caseros y otros ejercicios que podrían ser peligrosos. Hoy encontraremos cómo controlar la eyaculación de forma fiable. ¡Vamos a ello!

Qué es la eyaculación precoz

La eyaculación precoz se trata de un trastorno sexual que provoca que la persona sea incapaz de controlar el reflejo de la eyaculación. Esto se traduce en que eyaculamos antes de lo deseado, siendo demasiado pronto en una relación sexual.

Las causas de la EP son muy variadas, y pueden ser tanto orgánicas como psicológicas. Las que más destacan son las segundas.

La eyaculación precoz puede ocasionar problemas emocionales y de pareja, por ello muchas personas buscan una forma de controlar la eyaculación. Es muy importante saber que la mejor forma de superar la EP es a través del tratamiento personalizado, pidiendo ayuda a un profesional de la psicología y especializado en sexología. No obstante, hoy encontraremos diferentes recomendaciones a pacientes con EP.

Recomendaciones para pacientes de EP

Las recomendaciones a pacientes con EP van dirigidas, sobre todo, a determinados ejercicios y pautas para tener un estilo de vida más saludable.

Para aprender a controlar la eyaculación, lo principal es realizar ejercicios de autoconocimiento. Para ello, las recomendaciones a pacientes con EP se refieren a la masturbación. Es muy importante conocer nuestras sensaciones y llevarnos a los límites para saber cuándo debemos parar y darnos cuenta de si somos capaces o no.

En este sentido, sería muy interesante realizar la masturbación hasta llegar a un punto muy cercano al de la eyaculación. Cuando estemos allí, frenar y dejar que la erección baje, sin llegar a la eyaculación ni al orgasmo (recuerda que no siempre el orgasmo significa que eyaculemos). Repetir este ejercicio varias veces, primero solo, y luego en pareja, puede ayudarnos a controlar la eyaculación.

Este ejercicio, de hecho, se realiza de forma muy parecida en el tratamiento de EP con profesionales.

Más recomendaciones a pacientes con EP son realizar los ejercicios de Kegel para fomentar el tono y la fuerza de nuestra musculatura, en concreto la de nuestro suelo pélvico, que está muy involucrada en la anatomía del orgasmo.

Por otra parte, debemos atender nuestro estilo de vida. Un estilo sedentario, con una alimentación poco cuidada, y sin realizar ejercicio físico, puede estar contribuyendo a nuestro problema sexual. Aunque este aspecto de forma aislada no será el remedio definitivo a la eyaculación precoz, sí hay estudios que han confirmado que ayudan en su recuperación. Recuerda que en nuestro blog tenemos una lista con los alimentos que más pueden ayudarnos a controlar la eyaculación.