¿Qué pasa si no eyaculo con fuerza? Si esto está ocurriendo, nos encontramos ante un trastorno sexual relacionado con la eyaculación, que se conoce como eyaculación asténica o eyaculación babeante. ¿Quieres saber más?

Qué pasa si no eyaculo con fuerza

En una eyaculación sana, el semen sale al exterior, normalmente, cuando alcanzamos el orgasmo. Esto ocurre porque, en ese momento, nuestros músculos sufren de contracciones que impulsan al semen hacia fuera.

Ahora bien, ¿Qué pasa si no eyaculo con fuerza? Pues que estamos ante un trastorno de la sexualidad.

Recibe el nombre de eyaculación babeante o eyaculación asténica. Es un trastorno cuyo único síntoma es la pérdida de fuerza en la eyaculación. No obstante, puede aparecer como un síntoma de alguna situación médica que estemos enfrentando. ¿Qué puede estar pasando? ¿Tiene cura? ¿Se puede solucionar?

Las causas de la eyaculación babeante están relacionadas con cuestiones orgánicas, por lo que necesitarás la ayuda de un profesional de la medicina que diagnostique tu situación y que haga los cambios pertinentes para alcanzar una mejoría. Entre las diferentes causas podemos encontrar:

  • Efectos secundarios de algunos fármacos, como los antidepresivos. Lo mismo que algunos efectos secundarios pueden provocar eyaculación precoz, algunos pueden causas que nuestros músculos pierdan la fuerza al nivel de no permitir que eyaculemos con fuerza.
  • Lesión en la médula espinal.
  • Otras patologías médicas, como la neuropatía diabética o alcohólica, problemas de próstata…
  • Niveles bajos de testosterona.

Tratamiento de la eyaculación babeante

No eyaculo con fuerza, ¿puedo hacer algo al respecto?

Va a depender en gran medida de la causa que nos esté provocando este problema. Por ejemplo, si se debe a una lesión en la médula espinal, va a ser complicada la recuperación, a no ser que la lesión sea reversible. Si se debe, en cambio, a un problema con las dosis de un medicamento, el profesional médico que nos lleve el tratamiento puede modificarlas para que nos cree menos problemas.

Sea cual fuere la causa, sí hay algo que pueden hacer todas las personas que sufran de eyaculación asténica, aunque, como hemos mencionado, depende de la causa del trastorno, será más o menos efectiva. Pero de cualquier forma, nos va a ayudar a recuperar la fuerza en los músculos.

Estamos hablando de realizar habitualmente los ejercicios de Kegel. Se trata de una serie de ejercicios, que no son más que apretar y relajar los músculos del suelo pélvico, que nos ayudarán a fortalecer la musculatura que más se relaciona con la eyaculación, y de la que depende la fuerza con la que se expulsa el semen.

No solo tendrá beneficios en la esfera sexual, sino que traerá consecuencias positivas para nuestra salud en general. ¿Quieres ponerlo en práctica? En Take Control ya hemos hablado antes de los ejercicios de Kegel, ¡échale un vistazo y comienza a ponerlo en práctica!