Mi pareja es eyaculador precoz, ¿qué hago si mi pareja padece EP? ¿Hay algo que esté haciendo yo que pueda provocárselo? O, por el contrario, ¿puedo hacer algo para ayudarle? Si quiero pedir ayuda a un especialista… ¿Con quién contacto?

Todas estas preguntas suelen ser habituales en las parejas de personas que están pasando por una eyaculación precoz (EP). ¿Quieres darle respuesta a todas tus dudas? ¡Sigue leyendo!

La eyaculación precoz: qué es

Lo más importante, para comenzar, es establecer si estamos ante un diagnóstico de eyaculación precoz o no. Aunque lo más adecuado es que un profesional de la EP sea quien lo establezca, hay algunas señales que podemos identificar nosotros mismos.

La eyaculación precoz es un trastorno sexual que inhibe el control del reflejo eyaculatorio. En otras palabras más fáciles: la persona no puede controlar cuándo eyacular. Por lo tanto, el orgasmo perseguido de la eyaculación llega mucho más rápido de lo que le gustaría. Suele ser justo antes de la penetración, o muy poco tiempo después de que esto ocurra.

Se trata de una situación que se repite a lo largo del tiempo. Atención: no solo por tener uno o dos episodios precoces, estamos ante un diagnóstico de EP.

¿Qué hago si mi pareja padece EP?

Mi pareja tiene EP, ¿Y ahora yo qué hago? Afrontar la EP en pareja es algo muy positivo. Cuando la pareja apoya en el tratamiento, no solo se afronta la situación, sino que la pareja es posible que salga reforzada. La comunicación, la confianza y la comodidad pueden ser elementos de pareja que se vean beneficiados por la terapia.

Fuera de esto, lo que la pareja debe hacer es escuchar, atender y apoyar. Hacer burlas y chistes, ridiculizar o hacer comentarios no ayudarán en ningún aspecto. Repetir que mi pareja tiene EP y no hacer nada al respecto, tampoco será beneficioso.

Sin duda, el elemento más importante es la comunicación. Además, el apoyo para que el problema sea llevado ante un especialista es muy importante.

Mi pareja es eyaculador precoz: ¿A qué especialista voy?

Al primer especialista al que hay que dirigirse es a los sexólogos. En caso de que sospechen que se trata de un problema médico, derivará al especialista correspondiente. No obstante, la mayoría de casos son por causas psicológicas.

Take Control es un medio online en el que los profesionales de la EP trabajan. Hay que destacar la comodidad de no tener que desplazarte y de realizar el tratamiento en tu propio horario, sin tener que pedir citas para consultar dudas y preguntas. Además, el método Take Control utiliza solo técnicas probadas empíricamente. Es decir: su beneficio está comprobado.

Si alguna vez has dicho “mi pareja padece eyaculación precoz”, ya no hay más excusas: ¡la solución está a un click!