Seguro que alguna vez te lo has preguntado: ¿Por qué tengo eyaculación precoz? ¿Cuáles son las causas de este trastorno? Y, lo más importante para aquellos que ya tienen el trastorno: ¿El problema de la eyaculación precoz tiene tratamiento? ¿Podré curarme?

 

 

Qué es la eyaculación precoz

 

La eyaculación precoz  (EP) es un trastorno sexual que inhibe el control del reflejo eyaculatorio. En otras palabras, impide que la persona pueda ejercer control sobre su eyaculación. Es incapaz de frenarlo ni de decidir si hacerlo o no. El problema de la EP ocurre cuando esta situación se repite a lo largo del tiempo, y no se trata de un momento aislado.

 

 

Hay dos tipos de EP, dependiendo del inicio de este problema sexual. Se llamará primaria cuando esta situación haya ocurrido desde el inicio de las relaciones sexuales. En caso de que el problema haya ocurrido después, se llamará secundaria.

 

Y ahora, vamos a lo más importante. ¿Cuáles son las causas de la eyaculación precoz?

 

 

¿Por qué tengo eyaculación precoz?

 

Este problema sexual puede desarrollarse por dos motivos, que pueden ser orgánicos o psicológicos.

 

Los problemas orgánicos están relacionados con las infecciones de la próstata. Además, el consumo de drogas, así como de algunos fármacos –por sus efectos secundarios– pueden afectar a este problema sexual.

 

Es muy probable que ninguno de estas situaciones médicas tenga que ver contigo. Y te preguntarás todavía, ¿por qué tengo eyaculación precoz? Pues bien, la mayoría de casos de EP, se desarrollan a partir de premisas psicológicas.

 

El estrés, la ansiedad y el miedo al fracaso son sus grandes enemigos. Si nos esforzamos demasiado por durar más, por complacer a nuestra pareja –puede que equivocadamente–, por querer demostrar algo… Vamos a estar demasiado pendientes a nuestra ejecución, y desarrollaremos ansiedad por ejecución.

 

Además, tener en cuenta los hábitos masturbatorios es muy importante. No se trata de que masturbarse mucho desarrolle la eyaculación precoz, como se conoce habitualmente. No. Se trata de la forma en la que se hace. No es lo mismo correr los cien metros que una carrera de fondo, ¿verdad? Pues exactamente ocurre con esto.

 

Cuando nuestro organismo se acostumbra a la masturbación, y aprende que el orgasmo tiene que llegar cuanto más rápido, mejor, esto se refleja en nuestras relaciones sexuales en pareja. Y ahí es cuando el problema de la eyaculación aparece.

 

Tratamientos de la eyaculación precoz

 

El problema de la eyaculación precoz sí se resuelve. ¡Sí, lo que lees! Con la ayuda de los profesionales de este problema sexual, el número de casos que se solucionan es muy alto. En concreto, casi el 98% de personas que acuden a los sexólogos, resuelven sus problemas relacionados con el sexo.

 

En Take Control encontrarás a profesionales cualificados que tienen experiencia en el problema de la EP. Además, el método se realiza completamente online, por lo que no tendrás que perder el tiempo en desplazamientos y tú podrás ajustarte al horario que mejor te convenga.

 

¡A qué estás esperando!