¿Por qué sucede la eyaculación precoz? Suele ser una pregunta que trae malestar a aquellas personas que lo padecen. Lo cierto, es que nunca hay una respuesta clara, a no ser que se trate de un problema médico secundario. No obstante, podemos atender algunas situaciones que pueden conducir a este problema sexual.

La eyaculación precoz (EP) es un trastorno del orgasmo, que inhibe el control eyaculatorio. Es decir, se trata de un problema sexual que provoca que no se pueda tener control en la decisión de cuándo eyacular.

Por qué sucede la eyaculación precoz

Hay dos tipos de causas de la eyaculación precoz: las psicológicas y las orgánicas.

Las causas orgánicas conocidas son infecciones de la próstata o de las vías urinarias, la ingesta de drogas y fármacos, y hábitos de vida sedentarios. Las causas psicológicas son más extensas: primeras experiencias, masturbación rápida, estrés, ansiedad, relaciones sexuales infrecuentes…

Además, es frecuente que una persona que padece disfunción eréctil, acabe desarrollando una eyaculación precoz. ¿Esto cómo sucede? Te preguntarás. Pues la realidad es que, ante un problema de erección, cuando finalmente se logra una, se tiende a ir muy rápido para poder finalizar. Este estrés y necesidad de acabar pronto, acaba condicionando el reflejo del orgasmo para que suceda lo más rápido posible.

¿Hay diferentes tipos?

Existen dos clasificaciones para los tipos de eyaculación precoz, según el inicio y según gravedad. Según el inicio, tenemos:

  • Eyaculación precoz primaria: La persona no ha sido capaz, nunca o casi nunca, de tener el control eyaculatorio.
  • Eyaculación precoz secundaria: Después de haber disfrutado de un control correcto en el reflejo del orgasmo, la persona desarrolla eyaculación precoz.

Según la gravedad de la EP, encontramos diferentes grados:

  • Grado 1: Se conecta con un estilo de vida con estrés muy alto. Es fácilmente tratable, pues se trata de un episodio aislado en el tiempo, vinculado al episodio de estrés.
  • Grado 2: Se trata de una extensión del grado 1. Al repetirse en el tiempo, hace que la eyaculación precoz se cronifique. Se vuelve imprescindible contactar con los profesionales de la eyaculación precoz.
  • Grado 3: La cronificación de la EP y la carga psicológica para el hombre es tan potente, que se pierde el control tan pronto como se comienza la penetración o incluso antes. Sin embargo, con los profesionales y las herramientas necesarias, sigue siendo posible superarlo.
  • Grado 4: Hablaremos de un grado 4, cuando la persona con EP necesite utilizar fármacos, además de las herramientas psicológicas de los sexólogos, para superar este problema sexual.

Tipos de tratamiento

El tratamiento de la eyaculación precoz suele ser multidisciplinar, es decir, que se abordan desde distintas perspectivas. Es necesario una perspectiva médica para eliminar la hipótesis de problemas orgánicos. Lo primordial es pedir ayuda a los profesionales de la eyaculación precoz, los sexólogos. Dado que será recomendable realizar ejercicios de suelo pélvico para mejorar nuestra salud sexual, también se puede pedir ayuda a fisioterapeutas de suelo pélvico (especializados en sexología).

La duración del tratamiento depende de cada persona. Con Take Control, si se realizan los ejercicios regularmente, es posible finalizar el tratamiento en 3 meses.