Si te has preguntado por qué me duele al eyacular, debes saber que puedes estar enfrentándote a una situación que requiere ayuda médica. ¿Quieres saber algo más sobre la eyaculación dolorosa?

Por qué me duele al eyacular

La eyaculación me duele. Si esa es tu premisa… Debes atender rápidamente qué es lo que está ocurriendo en tu organismo y no avergonzarte por lo que está pasando. Se dice que hasta un 10% de las personas con pene, en algún momento de su vida, van a padecer una eyaculación dolorosa o simplemente molesta.

En primer lugar, debemos observar cuándo aparece el dolor y en qué intensidad. También cuánto tiempo permanece y en qué área se presenta. Es muy importante que prestes atención a estas características porque podrán ser muy útiles para el profesional de la medicina que te atienda.

¿Quieres saber por qué me duele al eyacular? Veamos qué problemas pueden estar afectándote.

Enfermedades

Existen diferentes enfermedades que pueden estar provocándote el dolor. Entre ellas encontramos:

  • Prostatitis. Una enfermedad que puede afectar tanto al dolor como al desarrollo de un trastorno sexual como la eyaculación precoz. Esta es una de las causas que con más frecuencia provoca dolor en la eyaculación.
  • Enfermedades de transmisión sexual, entre las que destacan más por su frecuencia la chlamydia y la tricomoniasis.
  • Hiperplasia benigna de próstata. Se trata de un agrandamiento no canceroso de la próstata. Entre sus síntomas, además de que la eyaculación me duele, también podemos encontrar dificultad para miccionar y una micción dolorosa.

Consecuencia de tratamientos

Si la eyaculación me duele y hace poco has recibido algún tratamiento quirúrgico, es posible que estas situaciones estén muy relacionadas. Podemos encontrar:

  • Cirugías en la próstata. Como hemos visto, las enfermedades de la próstata están directamente relacionadas con el dolor en la eyaculación. Así, su tratamiento (con cirugía) también podría provocar este tipo de problemas.
  • Cirugías pélvicas. Dado que la zona de la pelvis tiene muchos músculos relacionados con la eyaculación, como son especialmente los del suelo pélvico, una cirugía en esta zona va a repercutir a la hora de la eyaculación.
  • Radioterapia. Aquella que se centra en las zonas de la pelvis, la próstata o la vejiga.