Perder fuerza en la eyaculación… ¿Es normal? ¿Se recupera solo? ¿Necesitas la ayuda de un profesional para solucionar este tema? En Take Control vamos a resolver tus dudas para que dejes de sentirte solo.

Perder fuerza en la eyaculación

El efecto de la pérdida de fuerza en la eyaculación es un trastorno que se conoce como eyaculación asténica. No es algo que ocurra de forma muy frecuente, pero se ha estudiado lo suficiente como para saber de dónde puede venir.

Al ser poco frecuente, esto es relativamente desconocido por la sociedad. Cuando ocurre, se toma poca seriedad al respecto y no se atiende como debería hacerse. No obstante, sí que debemos prestar atención a la eyaculación asténica y pedir ayuda médica para solucionarlo.

Las causas por las que la pérdida de fuerza en la eyaculación puede estar ocurriendo son:

  • Efecto secundario de algunos fármacos.
  • Ingesta continuada y/o excesiva de alcohol y otras drogas.
  • Problemas de próstata con la eyaculación retrógrada.
  • Patologías médicas como lesiones en la médula espinal.
  • Alteraciones hormonales, como puede ser la reducción de los niveles de testosterona en sangre.

Cómo solucionar la eyaculación asténica

Lo más recomendable para tratar esta situación de perder fuerza en la eyaculación, es acudir a un profesional de la medicina que nos derive al especialista que necesitamos.

Como habrás podido ver, por las características de las causas de este trastorno, la mayoría de ellos son situaciones que requieren a un especialista de la Medicina más que de la Psicología. Por ello, debes tomar conciencia de que puede haber más repercusiones en tu cuerpo y necesitas solucionarlo. Pues… ¡No! Este trastorno no va a mejorar por mucho tiempo que pase.

Mientras tanto, lo que sí puedes ir haciendo es fortalecer tu musculatura del suelo pélvico, que está íntimamente relacionada con la eyaculación, para ir haciéndote más fuerte e ir reduciendo la pérdida de fuerza. ¿Cómo puedes hacer esto? Con unos ejercicios muy simples: Los ejercicios de Kegel.

Recuerda prestar atención a todos los cambios de tu cuerpo, sobre todo aquellos que van a apareciendo con el paso del tiempo y la edad.