Es posible que alguna vez te hayas preguntado por la relación entre homosexualidad y eyaculación precoz. ¿Tienen los hombres gays más predisposición a la eyaculación precoz? ¿O es igual que en los hombres hetero? ¡Conozcamos las respuestas!

La EP: qué es y cuáles son sus causas

La eyaculación precoz (EP) es un trastorno sexual. Su principal síntoma es la incapacidad de la persona de controlar el reflejo eyaculatorio. Esta eyaculación precoz sucede justo antes de la penetración o poco después, provocando síntomas secundarios como la frustración o una fuerte bajada de autoestima.

Se considera que estamos ante un trastorno de EP cuando esta situación se repite en el tiempo, y no se trata de un episodio aislado.

Las causas de este trastorno son variadas. Podemos clasificarlas en dos apartados:

  • Causas orgánicas. Por enfermedades que afectan a la próstata, por ejemplo, como podría ser la prostatitis.
  • Causas psicológicas. Encontramos numerosas causas psicológicas, entre las que se deben destacar los episodios de estrés intenso, ansiedad y problemas relacionados con la masturbación.

Epidemiología

La eyaculación precoz afecta a 1 de cada 3 hombres. Esta estadística aumenta aún más cuando se tienen en cuenta, también, los episodios aislados de incapacidad de controlar la eyaculación.

La edad de los hombres a los que afecta no está definida, pues afecta a personas de todas las edades, desde que se inician las relaciones sexuales.

Homosexualidad y eyaculación precoz

No hay tantas consultas de eyaculación precoz en homosexuales, en comparación con las de hombres heterosexuales. ¿Qué está ocurriendo aquí?

A pesar de que la anatomía es idéntica, nos encontramos con que hay una gran diferencia entre homosexualidad y heterosexualidad con respecto a la petición de ayuda por eyaculación precoz. Aun así, hay muchos hombres gays que consideran que eyaculan rápido. Sin embargo, a muchos no les supone un problema, así como tampoco a sus parejas.

¿Qué está influyendo para que la eyaculación precoz en homosexuales no sea tan relevante? La respuesta está en las expectativas.

Los hombres heterosexuales se sienten con mucha responsabilidad del orgasmo de la pareja, se crean ansiedad a sí mismos. Sin embargo, la homosexualidad y eyaculación precoz no está tan marcada debido a que a los hombres gays no les supone tanto problema, pues no centran con ansiedad su sexualidad en la penetración.

Esto debería ayudarte a reflexionar sobre qué es realmente la eyaculación precoz. Aunque en algunos casos la causa sea médica, ¿seguiríamos hablando de un trastorno si fuésemos capaces de controlar cosas como la ansiedad y las expectativas?