La falta de eyaculación por medicamentos es un efecto secundario de algunos fármacos. Hoy en Take Control hablaremos sobre cuáles pueden ser estos fármacos, cómo afectan y qué podemos hacer al respecto.

Si alguna vez has tenido un problema de falta de eyaculación por medicamentos, ¡sigue leyendo!

Medicamentos y disfunciones sexuales

Al hablar de disfunción sexual, estaremos hablando de cualquier alteración de las relaciones sexuales que nos impide disfrutar plenamente de la sexualidad. Así, pueden aparecer en el momento del deseo, de la excitación o en el momento del orgasmo, como la eyaculación babeante.

Te recomendamos: 4 trastornos sexuales frecuentes.

Algunos de los trastornos que se pueden provocar por fármacos son:

  • Falta de eyaculación por medicamentos.
  • Disfunción eréctil.
  • Disminución del deseo.
  • Dificultad para llegar al orgasmo.
  • Eyaculación precoz.
  • Eyaculación sin orgasmo.

Cuáles son los medicamentos que provocan disfunciones sexuales

A continuación, veremos algunos de los fármacos que pueden estar implicados en la aparición de trastornos sexuales como los mencionados anteriormente:

  • Antihipertensivos. Son los que provocan una mayor incidencia de disfunción sexual, por el efecto que tiene sobre el zinc y sobre el flujo sanguíneo. También pueden provocar falta de deseo sexual.
  • Antipsicóticos. Pueden provocar disfunción eréctil, falta de deseo sexual y dificultad para llegar al orgasmo.
  • Antidepresivos. Provocan efectos secundarios en todas las áreas de la sexualidad, como la falta de eyaculación.
  • Benzodiacepinas. Estos tranquilizantes pueden afectar a la llegada del orgasmo, pueden provocar disfunción eréctil, falta de eyaculación, eyaculación precoz…

 

Qué podemos hacer si tenemos falta de eyaculación por medicamentos

Si te ves en la situación de que tienes falta de eyaculación por medicamentos, o tienes cualquier otra disfunción sexual a raíz de estar tomando un fármaco, en NINGÚN caso debes dejarlo por tu cuenta. Esto es peligroso y puede perjudicarte gravemente.

En todos los casos, lo recomendable es acudir a nuestro médico de cabecera para que éste, bien nos derive al especialista, bien nos ayude directamente. ¿Cómo puede hacerlo? Mandando otro fármaco que pueda afectarnos menos (habrá que probar), disminuyendo la dosis (pero es un médico quien debe dictar esto y las pautas para hacerlo, no nosotros)…

Si tienes dudas, puedes comentarnos o escribirnos a hola@takecontrolonline.com.