Eyaculo y no me doy cuenta, ¿qué me pasa? ¿Tengo algún problema sexual? ¿Cómo evitar la eyaculación involuntaria? ¡Hablemos sobre esta situación!

Eyaculo y no me doy cuenta

¿Es posible eyacular y no darte cuenta del proceso previo a la eyaculación? ¿Significa eso que tienes un problema sexual? ¿O es un problema orgánico y debes ir al médico? Vayamos paso a paso.

Esta situación se denomina eyaculación involuntaria. La eyaculación involuntaria se refiere a aquellas situaciones en las que la persona eyacula sin darse cuenta. El ejemplo más claro de este proceso es el de la polución nocturna: mientras estamos dormidos, eyaculamos.

Es importante hacer inciso en que no es estrictamente necesario que haya una estimulación sexual de ningún tipo (ni física, ni fantasiosa) previa a la eyaculación. Entonces, ¿por qué sucede?

Causas

Lo primero, es necesario mencionar que no se considera ningún tipo de problema sexual. De hecho, es común que ocurra al entrar en la pubertad. No obstante, también es posible que les ocurra a los adultos. Pero, ¡tranquilos! Eso no significa que haya ningún problema. No es necesario acudir a terapia ni al médico.

La eyaculación involuntaria sucede porque el cuerpo necesita renovar el semen. Es posible que ocurra en situaciones en las que la persona lleve algún tiempo sin masturbarse o mantener relaciones sexuales.

Evitar la eyaculación involuntaria

Si esto te ha pasado alguna vez, seguro que te cuestionas: eyaculo y no me doy cuenta, ¿cómo evitarlo?

Lo cierto es que este proceso es algo biológico, algo normal en el cuerpo humano. Dado que no es dañino y, además, sucede en momentos en los que no tenemos consciencia de lo que ocurre, no podemos impedirlo. No existen medidas para evitar la eyaculación involuntaria. Y, aunque las hubieran, ¡tampoco serían necesarias!

Si no hago nada, ¿puede derivar en EP?

Como en la eyaculación precoz (EP) también se eyacula sin tener control de ello, como sucede en la eyaculación involuntaria, ¿es posible que, si no se hace nada al respecto, derive en EP?

Lo cierto es que no. Las causas de la eyaculación precoz distan mucho de las causas de la eyaculación involuntaria. El proceso biológico tras la situación de la que hablamos no influye en la EP, que mayoritariamente es un problema de tipo psicológico.