Seguro que ya conoces cuál es el problema sexual masculino más frecuente, pero, ¿qué otro problema sexual masculino existe? ¿Qué causa la eyaculación precoz? ¿Puede tratarse de forma eficaz? Hoy seremos capaces de darle respuesta a todas estas preguntas, ¡vamos allá!

 

El problema sexual masculino más frecuente

Un problema sexual masculino muy común es la eyaculación precoz. Es, de hecho, el trastorno sexual que afecta a mayor número de hombres, y es que, a nivel de población mundial, 1 de cada 3 lo sufrirá en algún momento de su vida.

La eyaculación precoz es un trastorno sexual que inhibe el control del reflejo de la eyaculación. Quizás parezca complicado al definirlo de esta forma, pero se puede describir de otra: eyaculas demasiado rápido. Por supuesto, este “demasiado rápido” solo está definido por una experiencia subjetiva, es decir, estaremos ante un problema cuando así nosotros creamos que lo tenemos. Eso sí: debemos ser realistas. Si creemos que tenemos eyaculación precoz por no aguantar 20 minutos en penetración, lo que tenemos es un problema de educación sexual y expectativas.

La eyaculación precoz es un problema sexual frecuente. Al hablar de sus causas, nos resulta obligatorio dividirlas en dos categorías:

  • Orgánicas. Enfermedades médicas como la prostatitis, abuso de drogas y/o alcohol, efectos adversos de medicamentos…
  • Psicológicas. Trastornos del estado de ánimo, ansiedad, problemas de pareja, problema de expectativas, complejos y autoestima baja…

Si te interesan las causas de la eyaculación precoz, puedes leer más a fondo en nuestro artículo.

 

 

Tratamiento de la EP

Un buen tratamiento, que sea eficaz de verdad para la EP, requiere de un profesional de la sexología, que es un psicólogo especializado en sexología. Esto garantizará que no solo se trabaje la parte más conductual del problema, sino que también se trabajen las emociones, pues es una parte muy importante.

El tratamiento de la eyaculación precoz necesitará de técnicas como la de parada y arranque, ejercicios musculares como los ejercicios de Kegel, y trabajo emocional. En ocasiones, se podrán sugerir el uso de trucos para obtener pequeños cambios a corto plazo.

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, recuerda que casi el 98% de las personas que buscan un tratamiento con profesionales, logra recuperarse. Es mucho mejor enfrentar el problema que dejarlo olvidado y acabar negando un área muy importante de tu vida. ¡No temas!

 

Problema sexual masculino

Aunque ya hemos conocido que el problema sexual más frecuente es la eyaculación precoz, hay otros problemas que afectan a los hombres y a su sexualidad. ¡Vamos a verlos!

  • Eyaculación retardada. Este tipo de eyaculación promueve un gran sentimiento de frustración en la persona. Lo que ocurre en este trastorno, es que a la persona le resulta muy difícil o, incluso, imposible, llegar a eyacular. No obstante, sí que puede alcanzar el orgasmo, pues recordemos que orgasmo y eyaculación no siempre van de la mano. Sus causas pueden ser tanto orgánicas como psicológicas, como en la mayoría de trastornos psicológicos.
  • Eyaculación retrógrada. La eyaculación retrógrada no se trata de un problema psicológico, sino orgánico. Lo que ocurre en este trastorno es que, durante la eyaculación, el semen no se expulsa hacia el exterior. Pues, si hay eyaculación y no sale, ¿hacia dónde viaja? Ocurre, pues, que el semen va hacia atrás: va hasta la vejiga y se mezcla con la orina. Además de que puede ocurrir de forma natural, puede aparecer debido al ejercicio del bloqueo dactilar de la eyaculación.