¿Hay ejercicios para superar la eyaculación precoz que no necesiten la supervisión de un profesional de la EP? ¿Son recomendables? ¿Realmente son efectivos y podremos notar cambios? Hoy hablaremos sobre cómo superar la eyaculación precoz y los ejercicios de Kegel, entre otros.

La eyaculación precoz

La eyaculación precoz es un trastorno sexual realmente frecuente en hombres. Tanto es así, que es el trastorno sexual que más aparece en esta población: uno de cada tres hombres va a tener este problema a lo largo de su vida, ya sea de forma puntual (como un episodio) o extendida en el tiempo.

A pesar de ello, es un trastorno que tiene un pronóstico muy positivo. Hasta el 98% de las personas que acuden a terapia para resolverlo, logran recuperar su salud sexual. Claro, que hay muchas personas que no se deciden a resolverlo con la ayuda de profesionales: vergüenza, desconocimiento, miedo, problemas económicos…

Así que, el artículo de hoy se centrará en cómo superar la eyaculación precoz de forma autónoma. ¡Eso sí! Recuerda siempre que la mejor forma de superar la eyaculación precoz es pidiendo ayuda a profesionales como los que encontrarás en Take Control, que además es un medio online que te ofrecerá muchas comodidades.

Ejercicios para superar la eyaculación precoz

Hay distintos ejercicios, técnicas y truquillos, en general, que podemos utilizar para conseguir algún que otro resultado en poco tiempo. ¡Analicemos cuáles son esos ejercicios!

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son un entrenamiento que se recomienda, tanto si vas a terapia como si no. Sus beneficios no solo afectan a la sexualidad de la persona, sino a numerosos procesos en el cuerpo que mejorarán nuestra salud general.

Con respecto a nuestra sexualidad, nos permitirá alcanzar erecciones que sean más rígidas y que duren más en el tiempo. Además, si no tienes eyaculación precoz, te ayuda a prevenir su aparición.

Los ejercicios de Kegel consisten simplemente en localizar los músculos del suelo pélvico. Para ello, puedes probar cuando estés orinando, a cortar la acción apretando los músculos. Esos que has utilizado son los músculos del suelo pélvico. El ejercicio consistirá, pues, en estado de relajación o realizando cualquier actividad cotidiana, en apretar los músculos durante 5 segundos, y luego relajarlos el mismo intervalo de tiempo.

Fácil, ¿cierto? Tendrás que realizar una serie de 10-20 repeticiones, 3 o 4 veces al día.

Ejercicios durante penetración

¿Se pueden realizar ejercicios durante penetración para aguantar más tiempo en la cama? Claro. ¡Todo es saber lo que estamos haciendo!

Por un lado, deberíamos prestar atención a las posturas que tomamos con nuestra pareja. Debemos optar por aquellas que no sean demasiado profundas para nosotros, independientemente de que nuestra pareja sea un hombre o una mujer. ¡Echa un vistazo a las 5 posturas sexuales para retrasar la eyaculación!

Además, podemos usar distintos truquitos. Por ejemplo, podemos utilizar preservativos retardantes. El efecto de este tipo de preservativos es que adormece ligeramente la zona del glande, por lo que no sentiremos tanto la estimulación. Eso sí, también tiene su contra, y es que tampoco disfrutaremos tanto de la relación sexual.

También podemos recurrir a la masturbación antes de mantener una relación sexual. No obstante, recuerda que después de ello, tardarás un rato en poder tener una erección otra vez. ¡Tenlo en cuenta!

Finalmente, podemos recurrir al uso de juguetes sexuales, como los vibradores, que nos ayudarán a mantener una relación sexual de la que disfrutaremos, además de ayudarnos a durar más en la cama.