Las personas que padecen la eyaculación precoz suelen necesitar distintos ejercicios para durar más en la cama. Hoy, te daremos algunos consejos para conseguir que tu objetivo esté más cerca.

La eyaculación precoz es un trastorno del orgasmo que impide controlar el reflejo eyaculatorio. Para mejorar el tiempo que una persona tarda en eyacular, se pueden usar algunos truquillos, como por ejemplo ejercicios relacionados con el fortalecimiento del suelo pélvico.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son los ejercicios para durar más en la cama más conocidos. Con ellos, se trabajan los músculos del suelo pélvico. No solo mejorará nuestra sexualidad, sino que tiene otros beneficios: ayudará con la incontinencia urinaria, aliviará el dolor lumbar, ayudará a evitar prolapsos…

Los ejercicios de Kegel consisten en activar los músculos del suelo pélvico. Para realizarlos, será tan sencillo como reproducir el esfuerzo muscular que hacemos al orinar, y tratar de cortarlo, como si estuviésemos controlando el flujo.

Para llevarlos a cabo, apretaremos los músculos del suelo pélvico de 3 a 5 segundos, y luego dejaremos que se relajen durante el mismo tiempo. Este simple ejercicio, se tendrá que repetir 10 veces, siendo recomendable que se realice tres veces al día.

Es importante que, cuando de verdad nos encontremos orinando, no realicemos el ejercicio con frecuencia. Sí será recomendable hacerlo una vez para cerciorarnos de los músculos que utilizamos, pero no más. Si lo realizamos mientras orinamos, es posible que dañemos el propio suelo pélvico o la vejiga.

Si todavía tienes dudas de si estás usando los músculos correctos, hay una forma de comprobarlo. Introduciendo un dedo en el recto, si al apretar los músculos y posteriormente relajarlos, notamos que éstos suben y bajan, estaremos usando los correctos.

Otros ejercicios para durar más en la cama

Muchos hombres recurren a la masturbación previa a mantener una relación sexual con otra persona. Esto ayuda a eyacular más tarde.

Existen algunos sprays con lidocaína que ayudan a insensibilizar el pene, de modo que hacen que se consiga eyacular más tarde. Por supuesto, esto será contraproducente, pues disminuirá el placer sexual.

También contamos con la ayuda de algunos preservativos retardantes. Tienen la misma función que los sprays, y es que tienen una sustancia analgésica que provoca, también, sensibilidad en el pene.

También existe una sencilla técnica manual para eyacular más tarde. Se trata de apretar la base del pene, para lo que tan solo necesitaremos dos dedos. Al hacerlo en la raíz del miembro, lo que conseguiremos es una erección más duradera y retardar el orgasmo.