Deseo sexual hipoactivo, ¿De qué estamos hablando cuando en psicología o sexología mencionamos este término? ¿Se trata de una disfunción sexual? ¿Es frecuente o muy raro que aparezca a lo largo de la vida? ¿Existe algún tratamiento eficaz para ello?

Hoy en Take Control Online queremos hablar de una de las disfunciones sexuales de las que menos se habla cuando se tratan las disfunciones de las personas de género masculino. El deseo sexual hipoactivo también puede afectar a los hombres, a pesar de lo que se ha enseñado socialmente a lo largo de la vida. ¿Quieres conocer su definición y conocer más sobre esta disfunción sexual? Vamos ello.

Qué es el deseo sexual hipoactivo

El deseo sexual hipoactivo es aquella disfunción sexual que socialmente se conoce como la falta de deseo sexual.

Aprende más: Qué son las disfunciones sexuales

Esta disfunción se define como la pérdida de la motivación por todos aquellos estímulos que se refieren al sexo, y, por supuesto, al sexo en sí. Estamos hablando de:

  • Fantasías.
  • Masturbación.
  • Las ganas de ver porno.
  • Practicar sexo con otras personas.

Antes hemos mencionado que esta disfunción sexual es poco frecuente de ser mencionada entre las personas de género masculino. Esto se debe al esfuerzo de la sociedad por presentar a estas personas como tremendamente varoniles y sexuales. Por lo que demostrar que se ha perdido la motivación en este aspecto, es muy difícil de pronunciar en voz alta por el estigma que conlleva. Sin embargo, algunos estudios han logrado determinar que es mucho más frecuente de lo que parece. Flores Colombino (2004) llegó a estipular que el deseo sexual hipoactivo podría afectar al 11,2% de los hombres.

¿Por qué aparece el deseo sexual hipoactivo?

Esta disfunción sexual puede aparecer por múltiples situaciones. Debemos distinguir de dos tipos de causas, como en la mayoría de disfunciones sexuales. Así, encontraremos causas orgánicas (como enfermedades o desajustes del cuerpo) y causas psicológicas.

Entre las causas más frecuentes del deseo sexual hipoactivo encontramos:

  • Desajustes hormonales.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • Ansiedad.
  • Haber desarrollado problemas relacionados con la autoestima y la autoimagen.

 

 

No obstante, no debes temer y llevarte las manos a la cabeza antes de tiempo. Debes saber que el deseo sexual hipoactivo sí puede tener tratamiento, tanto si estamos hablando de causas orgánicas como de causas psicológicas.

En el caso de las segundas, será indispensable trabajar el caso con un terapeuta especializado en sexología. Pero, ¿Qué es lo que puedes esperar de trabajar por esta situación? Entre otros, trabajarás en educación sexual, gestión de emociones y de la ansiedad, y sobre todo en autoestima.

Aprende más en: Tengo falta de deseo sexual: ¿Qué está pasando?

¿Necesitas asesoramiento para ver a qué profesional de la sexología acudir? Escríbenos sin miedo a hola@takecontrolonline.com y te ayudaremos con ello. ¡Toma el control de tu sexualidad!

Autora de la nota: Sexóloga Yolanda Carmona