A lo largo de la historia de la Sexología, se ha modificado cuándo se considera que es eyaculación precoz. Se hablaba de movimientos intravaginales, de minutos, de satisfacción… ¿Qué se considera actualmente?

La eyaculación precoz (EP) es una disfunción sexual que inhibe el reflejo eyaculatorio. Es decir, se trata de un problema sexual que impide controlar cuándo se eyacula, sucediendo esto antes de lo que uno querría.

Este problema sexual puede producirse desde el inicio de las relaciones sexuales, o de forma más tardía. Ambas formas de inicio tienen en común un rasgo: no se trata de una situación puntual, sino de algo que se repite a lo largo del tiempo.

Sus causas se dividen en psicológicas y orgánicas, aunque son más frecuentes las primeras. Esta disfunción sexual se divide en cuatro niveles de gravedad diferentes, que van de menor a mayor agravación.

Cuándo se considera que es eyaculación precoz

Los distintos criterios que se han dado a lo largo del tiempo, actualmente prestan a confusión. Se han utilizado términos temporales, número de movimientos en el coito, y también la satisfacción de la pareja.

El criterio que más se utilizó fue el temporal. Oscilaba entre uno y siete minutos, y se contaba desde que daba inicio la penetración.

Actualmente, el criterio que los profesionales de la eyaculación precoz siguen, es la satisfacción personal de la persona que eyacula. Es importante tener en cuenta diversos aspectos, como son la edad y la situación de la pareja. Es decir, no es lo mismo que se trate de un chico de 19 años que de un hombre de 60 años. De la misma manera que una vida ajetreada y estresante será distinta de una tranquila.

Tratamiento EP

El tratamiento EP se realiza con distintos profesionales, desde médicos a psicólogos especializados en sexología. Se hace así para descartar problemas orgánicos que requieran atención médica. El tratamiento de esta disfunción sexual siempre estará adecuado a las condiciones de la persona.

La eyaculación precoz afecta a alrededor del 23% de la población mundial comprendida entre los 18 y los 70 años. Es muy recomendable acudir a los profesionales de la eyaculación precoz pues, casi el 98% de las personas que piden ayuda, superan este problema sexual.

Otros tratamientos

Existen ejercicios complementarios al tratamiento ep que puedes seguir tú mismo. En ocasiones, estos serán recomendados por los propios profesionales de la eyaculación precoz.

Algunos ejercicios para durar más en la cama son: los ejercicios de Kegel, que mejorarán la musculatura del suelo pélvico; masturbación previa a la relación sexual… También se puede probar a utilizar preservativos retardantes o sprays de lidocaína, que insensibilizarán el pene.