Controlar la excitación parece algo medianamente accesible, hasta que hablamos del síndrome de excitación sexual. ¿Lo conoces? ¿Has oído hablar de sus síntomas? ¿Sabes si tiene tratamiento? Hablemos sobre ello.

Síndrome de excitación sexual

El síndrome de excitación sexual es un trastorno por el que la persona tiene una respuesta de excitación sin quererla ni desearla, ante estímulos (cosas o personas) que no son interpretadas de forma sexual ni erótica por la persona.

Debido a la incongruencia ante lo que realmente nos hace sentir el estímulo, y la reacción que desencadena en nuestro cuerpo (que es un problema de excitación continuada), esto se vive con ansiedad y malestar (tanto psicológico como físico). Parecía divertido al principio, ¿verdad? Pero no lo es, en absoluto.

Es un trastorno realmente desconocido. No se ha podido estudiar aún su prevalencia, de modo que no sabemos a cuánta población afecta, ni si afecta más a hombre que a mujeres.

No se han podido determinar las causas de este problema de excitación continuada, solo existen hipótesis a su alrededor. Las que existen, viajan alrededor de un problema de protuberancia en la columna vertebral.

Síntomas

El síntoma más claro es un problema de excitación continuada. Pueden existir determinados desencadenantes, como por ejemplo la presión en la pelvis o algunos movimientos de estas. Así, un orgasmo puede llegar en un momento totalmente indeseable.

Con el desarrollo de este trastorno, es lógico y comprensible que empecemos a sentir rechazo hacia nosotros mismos e incluso hacia la sexualidad. Con un problema de excitación continuada, es habitual sentir vergüenza y vivir de forma incómoda.

La sociedad, que tanto ha bombardeado con sentir vergüenza hacia la sexualidad, es probablemente la causa de que nos dé tanta vergüenza hablar de estos temas que ni si quiera vayamos a un especialista a buscar ayuda, por la incomodidad de tener que hablar en voz alta sobre la situación. También es esto lo que dificulta su estudio sobre la población.

Controlar la excitación

¿El síndrome de excitación sexual tiene tratamiento? Saber cómo controlar la excitación en estos casos es realmente complicado, pues el orgasmo llega como consecuencia del problema de excitación continuada.

No obstante, aunque no hay un tratamiento determinado para esta situación, como podría ser la técnica de parada y arranque para la eyaculación precoz, podemos estudiar cómo controlar la excitación. La ayuda de un terapeuta será crucial en casos de síndrome de excitación sexual.

Se encargará de estudiar aquellos desencadenantes que provocan la excitación continuada. Estudiando los estímulos y tratando de desarrollar técnicas (que deben ser personalizadas, pues cada persona funciona diferente) para controlar la excitación, se tratará de que el síndrome afecte lo menos posible en su vida.