La eyaculación precoz es un problema sexual que afecta a un gran número de hombres. ¿Sabes cómo se realiza el diagnóstico de la EP? ¿Te interesa este tema? ¡Sigue leyendo!

Qué es la eyaculación precoz

La eyaculación precoz (EP) es un trastorno de la sexualidad relacionado con la fase del orgasmo. Sus síntomas son la inhibición de la capacidad del control eyaculatorio.

Puede ser causado por un problema médico o por una serie de factores psicológicos. Lo más común es no encontrar una causa aislada. Es decir, que varias situaciones de nuestro día a día influyan en la aparición de este trastorno.

Es muy importante que no recurramos al autodiagnóstico. Si tienes dudas de si padeces o no este problema sexual, lo más recomendable es que acudas a los profesionales de la eyaculación precoz.

Cómo se realiza el diagnóstico de la eyaculación precoz

Una vez que acudas a los profesionales de la EP, éstos te realizarán numerosas preguntas con respecto al reflejo eyaculatorio. Te darán un rango de tiempo, por ejemplo seis meses, y estudiarán cómo se han desarrollado tus relaciones sexuales.

También se hablará de la masturbación y de cómo vivimos la sexualidad cuando estamos a solas. En muchos casos, ayuda a determinar algunas conductas a mejorar. Es importante atender con sinceridad y sin miedo a la vergüenza.

En este proceso, será importante descartar que se trate de un problema de expectativas. Hay muchos hombres que pueden controlar, de forma razonable, su orgasmo, pero quisieran durar más (por ejemplo, diez minutos). Esto es un ejemplo de lo que no es la eyaculación precoz.

A través de estas preguntas, también se conocerá el nivel de gravedad del trastorno. Existen cuatro grados distintos:

  • Grado 1: La persona suele mantener un estilo de vida con estrés muy alto. Normalmente, se trata de un episodio aislado, de modo que es fácilmente tratable.
  • Grado 2: Extensión del grado 1. El episodio se repite, pues el estrés no disminuye. Esta situación comienza a cronificarse. Es el momento ideal para contactar con los profesionales de la eyaculación precoz.
  • Grado 3: La EP y sus consecuencias psicológicas minan a la persona. En este grado, el hombre pierde el control cuando empieza la penetración, o antes.
  • Grado 4: Este grado de alcanza cuando resulta imprescindible utilizar fármacos, además de la ayuda de los profesionales de la eyaculación precoz, para tratarlo.

Lo más habitual será que el tratamiento sea multidisciplinar. Es decir, que se cuente con profesionales de distintas ramas: médicos, psicólogos especializados en sexología, fisioterapeutas sexuales… Esto es importante para descartar problemas médicos, y así no desatender los orígenes orgánicos.

El tratamiento de la eyaculación precoz

El tratamiento de este problema sexual será acorde con el nivel de gravedad del trastorno. Los profesionales de la eyaculación precoz te ayudarán de distintas formas. Encontrarás ejercicios desde entrenamiento en masturbación, hasta practicar los ejercicios de Kegel.

El tratamiento de Take Control siempre será personalizado, según las características de tu problema.