Qué es la curvatura peneana

Qué es la curvatura peneana

¿Qué es la curvatura peneana? ¿Qué significa si se me presenta? ¿Sus causas son conocidas? ¿Tiene tratamiento este problema sexual? ¡Hablemos sobre ello!

Qué es la curvatura peneana

La curvatura peneana es el principal síntoma de la llamada Enfermedad de Peyronie. Esta curvatura se refiere a una pequeña desviación del pene cuando éste está erecto.

Como todos sabemos, cuando un pene está erecto tiende a estar recto. En ocasiones, puede ocurrir que esta rectitud se vea afectada y nos encontremos con una pequeña curvatura. Esta es habitualmente dirigida hacia arriba, aunque también puede ocurrir hacia abajo e incluso hacia un lado.

Es necesario saber que, aunque quizás al principio no te supone demasiada dificultad, la enfermedad de Peyronie es progresiva, lo que significa que la curva se irá pronunciando con el tiempo. Esto traerá diferentes consecuencias, como la dificultad para mantener relaciones sexuales.

Pero… ¿Por qué ocurre esto?

Causas de la curvatura peneana

La curvatura peneana viene dada por la cicatrización en los cuerpos cavernosos o la túnica albugínea del pene. Esta cicatrización del tejido provoca que el pene no pueda “estirarse” durante la erección, y provoca la curva.

Tomado de Wikipedia

Esta curvatura puede aparecer desde el nacimiento, y ser evidentes para nosotros en nuestras primeras erecciones durante la adolescencia, o provocarse en algún punto de nuestra vida.

En el primer caso, recibe el nombre de curvatura congénita. Si la situación es la segunda, se denomina curvatura adquirida.

La curvatura adquirida ha podido suceder por diferentes lesiones que has podido provocar, por ejemplo, al ir en bicicleta o en golpes bruscos durante las relaciones sexuales. Con esto nos gustaría dejar claro que le podría ocurrir a cualquier persona.

Tratamiento

El tratamiento de este problema sexual se realiza de forma médica, y normalmente se hace mediante terapia de ondas de choque. A pesar de que pueda sonar extraño o agresivo, esta terapia se basa en la aplicación de ondas acústicas, sobre el tejido cicatrizado que nos está provocando la curvatura.

¿Qué conseguimos con la aplicación de estas ondas? La oxigenación y la mejora del riego sanguíneo, además de la estimulación de las células para promover su regeneración.

Con esto se consigue que el dolor disminuya y, lo más importante, hace que el tejido sea más elástico en vez de tan rígido, lo que va paliando la curvatura peneana poco a poco.

Así que… Recuerda que el tratamiento de este problema sexual es posible, y que debes atenderlo cuanto antes, pues la enfermedad de Peyronie es progresiva. ¡No lo dejes pasar!

Por qué me duele al eyacular

Por qué me duele al eyacular

Si te has preguntado por qué me duele al eyacular, debes saber que puedes estar enfrentándote a una situación que requiere ayuda médica. ¿Quieres saber algo más sobre la eyaculación dolorosa?

Por qué me duele al eyacular

La eyaculación me duele. Si esa es tu premisa… Debes atender rápidamente qué es lo que está ocurriendo en tu organismo y no avergonzarte por lo que está pasando. Se dice que hasta un 10% de las personas con pene, en algún momento de su vida, van a padecer una eyaculación dolorosa o simplemente molesta.

En primer lugar, debemos observar cuándo aparece el dolor y en qué intensidad. También cuánto tiempo permanece y en qué área se presenta. Es muy importante que prestes atención a estas características porque podrán ser muy útiles para el profesional de la medicina que te atienda.

¿Quieres saber por qué me duele al eyacular? Veamos qué problemas pueden estar afectándote.

Enfermedades

Existen diferentes enfermedades que pueden estar provocándote el dolor. Entre ellas encontramos:

  • Prostatitis. Una enfermedad que puede afectar tanto al dolor como al desarrollo de un trastorno sexual como la eyaculación precoz. Esta es una de las causas que con más frecuencia provoca dolor en la eyaculación.
  • Enfermedades de transmisión sexual, entre las que destacan más por su frecuencia la chlamydia y la tricomoniasis.
  • Hiperplasia benigna de próstata. Se trata de un agrandamiento no canceroso de la próstata. Entre sus síntomas, además de que la eyaculación me duele, también podemos encontrar dificultad para miccionar y una micción dolorosa.

Consecuencia de tratamientos

Si la eyaculación me duele y hace poco has recibido algún tratamiento quirúrgico, es posible que estas situaciones estén muy relacionadas. Podemos encontrar:

  • Cirugías en la próstata. Como hemos visto, las enfermedades de la próstata están directamente relacionadas con el dolor en la eyaculación. Así, su tratamiento (con cirugía) también podría provocar este tipo de problemas.
  • Cirugías pélvicas. Dado que la zona de la pelvis tiene muchos músculos relacionados con la eyaculación, como son especialmente los del suelo pélvico, una cirugía en esta zona va a repercutir a la hora de la eyaculación.
  • Radioterapia. Aquella que se centra en las zonas de la pelvis, la próstata o la vejiga.
Eyaculación seca masculina

Eyaculación seca masculina

¿Sabes lo que es la eyaculación seca masculina? Se trata de un problema sexual en el hombre que requiere de atención. Hoy en Take Control podrás encontrar información sobre la eyaculación retrógrada.

 

Eyaculación seca masculina

La eyaculación seca masculina es un problema sexual en el hombre que recibe el nombre de eyaculación retrógrada.

La eyaculación retrógrada debe distinguirse de eyacular poco cuando llegamos al orgasmo, pues se tratan de problemas sexuales diferentes. Mientras que en la eyaculación retrógrada no se expulsa semen, cuando se expulsa poca cantidad se trata de hipospermia. La hipospermia es otro problema sexual caracterizado por expulsar un volumen de semen inferior a 1,5 mL.

¿Cómo saber si tengo eyaculación seca masculina? Además de ver que no se expulsa nada al llegar al orgasmo, algo muy característico de este problema es que, tras miccionar por primera vez después de que ocurra, veremos que la orina toma un aspecto blanquecino. Pues, en efecto: estamos expulsando por ahí el semen.

¿Cómo sucede esto y por qué? Todo se debe a la causa que se esconde tras la eyaculación seca. Lo que ocurre es que, en vez de ser expulsada por la uretra hacia el exterior, el semen viaja hacia el interior de la vejiga. Por eso, la próxima vez que vayamos al baño nos daremos cuenta de que estamos expulsándola.

 

Causas de la eyaculación retrógrada

Este problema sexual en el hombre puede venir dado por diferentes situaciones. Entre ellas encontramos:

  • Anomalías en el aparato reproductor.
  • Infecciones urinarias.
  • Efecto secundario de algunos medicamentos y fármacos.
  • Enfermedades graves como la esclerosis múltiple.
  • Cirugías.
  • Consecuencia del tratamiento de un cáncer de la zona pélvica.
  • Utilizar el bloqueo dactilar de la eyaculación.

Tratamiento

El tratamiento de la eyaculación seca va dirigía básicamente a soluciones médicas. Existen medicamentos especializados para estas situaciones, pero en ocasiones no se puede revertir esta situación. No obstante, lo más recomendable es acudir a tu médico especialista y que te realicen un examen médico.

Muchas personas con eyaculación retrógrada están preocupadas por su fertilidad y la capacidad para dejar embarazada a su pareja. En caso de que quieras hacerlo, será necesario que acudas a un centro de fertilidad y estudien tu caso, para personalizar una posible solución. Recuerda que, aun teniendo este problema sexual en el hombre, quizás sí seas fértil, pero necesites ayuda para poder dejar embarazada a tu pareja.

En cualquier caso, no tengas vergüenza en preguntar a los especialistas de la medicina, ¡ellos son quienes pueden ayudarte!

Cómo recuperar la vida sexual

Cómo recuperar la vida sexual

¿Necesitas saber cómo recuperar la vida sexual tras haber tenido algún trastorno sexual? ¿No sabes cómo asumir el problema y necesitas algunos consejos? En Take Control podemos ayudarte. ¡Sigue leyendo!

Tipos de problemas

Hay numerosos problemas que pueden afectarnos y convertirse en problemas sexuales. Ejemplos de cómo un problema cotidiano puede transformarse en un trastorno lo tenemos en la ansiedad, en los problemas de pareja, en el estrés continuado o en mantener una vida sedentaria durante mucho tiempo.

Algunos de los problemas sexuales que existen son los siguientes:

  • Eyaculación precoz. Es la incapacidad para controlar el reflejo de la eyaculación, y está causada en mayor medida por problemas de ansiedad. No obstante, también existen algunas causas orgánicas que podrían provocarlo. Se trata de un trastorno bastante frustrante y, también, muy frecuente: uno de cada tres personas con pene lo tienen a lo largo de su vida. También es el problema sexual que mejor tasa de recuperación tiene, siempre y cuando te acompañes de un profesional para su tratamiento.
  • Disfunción eréctil. Se trata de la incapacidad de mantener una erección lo suficientemente rígida como para mantener una relación sexual satisfactoria. Sus causas varían entre la ansiedad, los problemas del estado de ánimo y los episodios traumáticos.
  • Poca o mucha eyaculación. La hipospermia e hiperespermia, respectivamente, son problemas relacionados con el volumen de semen que se expulsa.
  • Eyaculación asténica. Se trata de una eyaculación que ha perdido fuerza, por eso también recibe el nombre de eyaculación babeante. Normalmente tiene que ver con alguna condición orgánica, como problemas con los niveles hormonales o efectos secundarios de algunos medicamentos.

 

Recuperar la vida sexual

Si después de haber superado tus problemas sexuales sientes que recuperar la vida sexual te pone un poco nervioso o no sabes bien como empezar, no debes preocuparte: la mayoría de personas pasan por el mismo escenario que tú.

¿Cómo hago para recuperar la vida sexual después de los problemas sexuales? ¿Puedo hacerlo de inmediato?

Lo cierto es que puedes hacerlo de forma tan inmediata (excepto si has sido atendido por un profesional de la Medicina y te ha dicho lo contrario) como tú te sientas. Es decir, necesitas darte un tiempo primero, es completamente aceptable y válido. Si necesitas ir poco a poco y quieres algunos consejos, en Take Control podemos ayudarte:

  • Utiliza la comunicación asertiva. Tu(s) pareja(s) conocerán así cómo te sientes y si seguir hacia delante, ir más lento o pausar la relación sexual. Ser capaz de expresarnos es un elemento fundamental para que los demás también puedan conocer nuestra inseguridad y necesidad de ralentizar la situación. Te permitirá ir, también, a tu ritmo y no acelerar nada que después pueda resultar incómodo.
  • Duerme bien y realiza ejercicio físico. Eso ayudará a tu organismo a estar preparado para la situación y tener más recursos para afrontar el estrés y la ansiedad que nos pueda provocar el primer acercamiento a recuperar la vida sexual.
  • Prueba en privado. Para ganar seguridad, siempre puedes tener los primeros acercamientos a estímulos eróticos estando solo. Tú mismo te marcarás el ritmo, quizás quieras llegar a la masturbación o simplemente alimentar a tu cerebro con estímulos eróticos. ¡Tú mandas y marcas el ritmo!

 

Recuerda que no tienes que enfrentarte a la situación a no ser que te sientas preparado o con ganas de ello. Si te presionas a ti mismo, solo ganarás ansiedad y retrocederás todo el camino que ya has realizado. ¡Escúchate a ti mismo!

Perder fuerza en la eyaculación

Perder fuerza en la eyaculación

Perder fuerza en la eyaculación… ¿Es normal? ¿Se recupera solo? ¿Necesitas la ayuda de un profesional para solucionar este tema? En Take Control vamos a resolver tus dudas para que dejes de sentirte solo.

Perder fuerza en la eyaculación

El efecto de la pérdida de fuerza en la eyaculación es un trastorno que se conoce como eyaculación asténica. No es algo que ocurra de forma muy frecuente, pero se ha estudiado lo suficiente como para saber de dónde puede venir.

Al ser poco frecuente, esto es relativamente desconocido por la sociedad. Cuando ocurre, se toma poca seriedad al respecto y no se atiende como debería hacerse. No obstante, sí que debemos prestar atención a la eyaculación asténica y pedir ayuda médica para solucionarlo.

Las causas por las que la pérdida de fuerza en la eyaculación puede estar ocurriendo son:

  • Efecto secundario de algunos fármacos.
  • Ingesta continuada y/o excesiva de alcohol y otras drogas.
  • Problemas de próstata con la eyaculación retrógrada.
  • Patologías médicas como lesiones en la médula espinal.
  • Alteraciones hormonales, como puede ser la reducción de los niveles de testosterona en sangre.

Cómo solucionar la eyaculación asténica

Lo más recomendable para tratar esta situación de perder fuerza en la eyaculación, es acudir a un profesional de la medicina que nos derive al especialista que necesitamos.

Como habrás podido ver, por las características de las causas de este trastorno, la mayoría de ellos son situaciones que requieren a un especialista de la Medicina más que de la Psicología. Por ello, debes tomar conciencia de que puede haber más repercusiones en tu cuerpo y necesitas solucionarlo. Pues… ¡No! Este trastorno no va a mejorar por mucho tiempo que pase.

Mientras tanto, lo que sí puedes ir haciendo es fortalecer tu musculatura del suelo pélvico, que está íntimamente relacionada con la eyaculación, para ir haciéndote más fuerte e ir reduciendo la pérdida de fuerza. ¿Cómo puedes hacer esto? Con unos ejercicios muy simples: Los ejercicios de Kegel.

Recuerda prestar atención a todos los cambios de tu cuerpo, sobre todo aquellos que van a apareciendo con el paso del tiempo y la edad.

La eyaculación asténica

La eyaculación asténica

La eyaculación asténica es uno de los problemas a los que es enfrentan los hombres hoy en día. ¿Sabes a qué es debe la pérdida de fuerza en la eyaculación? Si tengo eyaculación asténica… ¿Puedo hacer algo al respecto?

La eyaculación asténica

La eyaculación asténica también recibe el nombre de eyaculación babeante. Se trata de un trastorno sexual en el que la persona pierde la fuerza en la eyaculación.

Es importante destacar que, de por sí, la eyaculación asténica no tiene relación con problemas de fertilidad. Pero si esta situación te preocupa, procura obtener asistencia con los profesionales de la fertilidad: ellos son los más indicados para el estudio de esta situación.

Este problema sexual muchas veces no es atendido como se merece. ¿Por qué? Porque perder la fuerza en la eyaculación no parece tan importante como podría ser la eyaculación precoz o la disfunción eréctil, pues no nos perjudica a la hora de mantener relaciones y satisfacer a nuestra pareja. No obstante… ¿Deberíamos prestarle atención a la eyaculación asténica? Desde luego que sí.

¿Cuál es la causa que se esconde detrás de la eyaculación asténica?

Causas

Tengo eyaculación asténica, ¿qué está ocurriendo?

Lo que ocurre en nuestro cuerpo es que los músculos que provocan que el semen sea expulsado al exterior, han perdido fuerza. Aunque esto es lo que sucede, la causa de esta situación puede variar según la persona.

Entre las diferentes causas podemos encontrar:

  • Efectos secundarios de distintos medicamentos o fármacos. Existen numerosos fármacos, como podrían ser los antidepresivos, que provocan efectos en la esfera sexual. La eyaculación asténica o eyaculación babeante podría ser uno de estos efectos.
  • Alteraciones hormonales. Ocurre, por ejemplo, cuando los niveles de testosterona son demasiado bajos. Si crees que tu situación puede estar relacionada con esto, te recomendamos leer sobre los síntomas de testosterona baja.
  • Patologías médicas, como podrían ser lesiones en la médula espinal o problemas relacionados con la próstata.

¿Puedo hacer algo?

Para solucionar la eyaculación babeante, lo más recomendable es que acudas a los profesionales médicos y que estos realicen el análisis pertinente para reconocer las causas de esta situación.

Si quieres adelantarte al proceso de recuperación, puedes comenzar a fortalecer tus músculos mediante la realización de los ejercicios de Kegel, que tiene numerosos beneficios no solo para la esfera sexual, sino para la salud general de la persona.