Anorgasmia masculina: ¿Qué es?

Anorgasmia masculina: ¿Qué es?

La anorgasmia masculina es un trastorno sexual del que no se habla mucho hoy en día. ¿Qué es? ¿Qué síntomas presenta? ¿Cómo reconocemos que estamos ante un problema sexual?

En Take Control Online nos gusta hablar de todos los trastornos que existen, especialmente de aquellos que la sociedad invisibiliza. La anorgasmia masculina es uno de estos trastornos de los que no se habla demasiado. ¿Quieres conocer sus características? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es la anorgasmia masculina?

La anorgasmia masculina es un trastorno sexual que afecta a la fase del orgasmo. En concreto, afecta a la llegada de éste. Se define como la ausencia o retraso persistente de la llegada al clímax.

Es importante que tengamos en cuenta que, para ver esta situación como un trastorno, debe ser algo repetido en el tiempo. Es decir, si no somos capaces de llegar en una situación concreta, pero se trata de un episodio aislado, no estaríamos frente a un trastorno sexual. Podría ser causada, por ejemplo, por una situación de estrés agudo.

La anorgasmia masculina es un trastorno muy poco estudiado por la comunidad científica. Por ello, es difícil establecer el porcentaje de población afectada. Algunos estudios dicen que fluctúa entre el 8% y el 15% (Haeberle Godoy, 2013), y otros la ubican más en un 3% (Carambula, 2012).

Síntomas de la anorgasmia masculina

El principal síntoma de este trastorno sexual es la incapacidad para llegar al orgasmo. A esto se le deben sumar consecuencias psicológicas que se pueden desarrollar:

  • Ansiedad sexual.
  • Estrés.
  • Frustración sexual.
  • Tendencia a la soledad.
  • Irritabilidad.
  • Tendencia a huir de los estímulos sexuales.

 

 ¿No es eyaculación retrógrada?

No debemos confundir la anorgasmia masculina con la eyaculación retrógrada.

Este trastorno sexual, como hemos comentado en los apartados anteriores, es la incapacidad para alcanzar el orgasmo. Al ocurrir esta situación, tampoco existe eyaculación. Debido a ello, es posible confundirlo con la eyaculación retrógrada. La eyaculación retrógrada se define como un trastorno en el que, a pesar de llegar al orgasmo, el semen no es expulsado hacia el exterior.

Lo que ocurre en la eyaculación retrógrada, en realidad, es que el semen viaja hacia el interior de la vejiga. Por eso, en la siguiente micción, es posible que veamos la orina turbia, pues estamos expulsándolo.

Puede interesarte: Qué es la eyaculación seca

La diferencia es que en la anorgasmia masculina no alcanzamos el orgasmo, mientras que en la eyaculación retrógrada sí.

Si necesitas ayuda para contactar con los profesionales adecuados para superar la anorgasmia masculina, puedes contactar con nosotros y preguntarnos sin problemas. Puedes hacerlo a través del correo hola@takecontrolonline.com.

Tratamiento para disfunción sexual

Tratamiento para disfunción sexual

 

Un tratamiento para disfunción sexual, ¿es eso posible? ¿Qué tipo de profesional lo lleva a cabo? ¿Cuáles son las disfunciones sexuales más comunes? ¿Cómo es el tratamieto?

Hoy en Take Control Online hablaremos sobre el tratamiento para disfunción sexual y hablaremos sobre cuáles son las más habituales en personas con pene. Si quieres conocer algo de información sobre sexología y los tratamientos que pueden ofrecer los profesionales, ¡sigue leyendo con nosotros!

 

Las disfunciones sexuales

Las disfunciones sexuales son trastornos que dificultan o imposibilitan que mantengamos relaciones sexuales. Estos problemas pueden aparecer en cualquiera de las fases de la respuesta sexual, entre las que encontramos el deseo, la excitación o el orgasmo.

Si quieres aprender más sobre su definición, te recomendamos: Disfunciones sexuales: ¿Qué son?

Tratamiento para disfunción sexual

Las disfunciones sexuales siempre requieren de un tratamiento. El profesional que atienda este problema, dependerá en gran medida del origen del problema que nos está dificultando mantener relaciones sexuales. Pero, ¿Por qué depende del origen?

La mayoría de estos problemas pueden estar originados por problemas psicológicos, como pueden ser el estrés, la ansiedad, el miedo, las expectativas… O, bien, por problemas orgánicas, como cirugías pélvicas, problemas de diabetes, dificultades en la circulación de la sangre…

Por ello, el profesional que deba atendernos cambiará en función del origen de este problema. Así, si nuestra dificultad sexual ha aparecido a raíz de circunstancias psicológicas o no somos capaces de ver ninguna causa médica, debe de atendernos un sexólogo. El sexólogo es un psicólogo especializado en sexología, que nos ayudará no solo a disminuir los síntomas actuales, sino a hacer frente a las dificultades del día a día y al desarrollo de herramientas que nos haga frenar una recaída.

Aprende más: Cuándo visitar a una sexóloga

Si nuestra causa es médica, el especialista que debe atendernos variará en función del tipo de problema que presentemos.

 

 

Cómo es el tratamiento para disfunción sexual

El tratamiento de cada disfunción sexual es diferente, y depende en gran medida de las circunstancias que lo estén creando. Por ejemplo, si padecemos una disfunción eréctil, algunas de las situaciones que nos encontraremos en consulta serán:

  • Aprender a gestionar el estrés.
  • Reeducación de los estímulos sexuales.
  • Educación sexual.
  • Fomentar la capacidad de comunicación.
  • Hacer de tu estilo de vida algo más saludable.

 

 

Las disfunciones sexuales más frecuentes

Cuando hablamos de las disfunciones sexuales más frecuentes en personas con pene, debemos mencionar:

 

Si necesitas ayuda para superar la eyaculación precoz o necesitas información de profesionales adecuados para el tratamiento de disfunción sexual, no dudes en contactar con nosotros. Puedes hacerlo a través del correo que te dejamos a continuación: hola@takecontrolonline.com.

Disfunción eréctil y alcohol: ¿Buenos aliados?

Disfunción eréctil y alcohol: ¿Buenos aliados?

La disfunción eréctil y el alcohol, ¿son buenos aliados? ¿Beber puede ayudar a que controlemos mejor los problemas sexuales que podemos estar padeciendo? ¿Nos ayuda a tener una erección mejor? ¿Disfrutaremos más?

Hoy en Take Control Online os traemos información interesante sobre la disfunción eréctil y el alcohol. Hay muchas personas que utilizan este método para mejorar su sexualidad e intentar tener relaciones sexuales satisfactorias. Pero… ¿Funciona este método? ¿Es tan eficaz como creemos?

Qué es la disfunción eréctil

Debemos empezar por el principio. ¿Qué es la disfunción eréctil (DE)? La DE es un trastorno sexual definido como la incapacidad de mantener una erección rígida el suficiente tiempo como para disfrutar de una relación sexual satisfactoria. Para ser diagnosticado como tal, debe ocurrir en todas o casi todas las relaciones sexuales que mantengamos desde hace ya un tiempo.

Además, un requisito indispensable es que esta situación provoque malestar en la persona. Pues, de no ser así, la persona no tendría ningún problema.

Aprende más: Qué es la disfunción eréctil

La disfunción eréctil y el alcohol, ¿Son buenos aliados?

Debido a la información errónea que muchas veces se transmite socialmente, es creído por muchas personas que el alcohol puede ayudar tanto a la eyaculación precoz como a la disfunción eréctil. Sin embargo, ¿son la disfunción eréctil y el alcohol buenos aliados?

Lo cierto es que no. El alcohol es una droga depresora. ¿Qué significa esto? Que enlentece nuestro cuerpo, reduce el funcionamiento de nuestro sistema nervioso central; tiene efectos sedantes y tranquilizantes, a pesar de que en pequeñas dosis pueda darnos euforia.

Aprende más: La ansiedad y el alcohol

La disfunción eréctil y el alcohol

¿Cómo se traslada la información anterior a la erección? Cuando tomamos alcohol, y queremos reaccionar a un estímulo erótico, nuestro cuerpo debe responder con una erección. Sin embargo, nuestro sistema nervioso está más lento, y su percepción no es tan buena como lo sería sin alcohol de por medio. Si nuestro sistema nervioso no envía correctamente, o lo hace con torpeza, la información de hacia dónde debe moverse la sangre –para conseguir la erección–, no vamos a poder obtenerla.

De esta forma, el funcionamiento del alcohol en nuestro cuerpo hace que la erección sea más complicada de alcanzar, y esto ocurre así sin tener en cuenta si estamos hablando de una dosis alta o baja: el alcohol no ayuda a conseguir una mejor erección –ni si quiera a conseguirla–. Por lo tanto, la disfunción eréctil y el alcohol no son buenos aliados.

Cuando hablamos de DE, de hecho, el alcoholismo es una de las causas que provocan este trastorno sexual. No obstante, no debemos confundir: este problema sexual no es únicamente algo que le suceda a personas que tienen una adicción. El alcohol puede interferir en la erección de personas que nunca antes ha tenido DE.

Para saber más: Las adicciones más comunes

Si tienes disfunción eréctil y necesitas ayuda profesional, no dudes en contactar con nosotros a través de hola@takecontrolonline.com. Te recomendaremos los mejores profesionales para superar este problema.

Qué hacer para la disfunción eréctil

Qué hacer para la disfunción eréctil

¿Qué hacer para la disfunción eréctil? ¿Cómo se puede saber que necesitas ayuda profesional para superarlo? ¿Hay algún tipo de actividad que se pueda hacer para disminuir el efecto de este problema sexual?

Hoy en Take Control Online hablaremos sobre la disfunción eréctil y qué hacer para disminuir la intensidad de sus síntomas. ¿Te gustaría conocer algo sobre ello? ¡Sigue leyendo!

Qué es la disfunción eréctil

¡Debemos ir paso a paso! En primer lugar, ¿Qué es la disfunción eréctil? ¿Cuándo se puede tratar como tal y debemos pedir ayuda a un profesional de la sexología?

La disfunción eréctil (DE) es una de las disfunciones sexuales más frecuentes en la población con pene. Se define como la incapacidad para mantener una erección lo suficientemente rígida como para disfrutar de una relación satisfactoria. Para que un profesional la considere como tal, este problema debe presentarse en todas o casi todas las relaciones sexuales que mantengamos. Por lo tanto, de tratarse de un episodio aislado, no podemos hablar de DE.

Aprende más: Qué es la disfunción eréctil

¿En qué momento es una buena idea pedir ayuda a un profesional de la sexología? El momento indicado es aquel en el que te afecta a cualquier nivel. Ya sea en la esfera sexual, por la frustración o incapacidad de tener tu control, como por las emociones que puedan surgir de ello: ansiedad, insatisfacción, complejos, etc.

Qué hacer para la disfunción eréctil

Ahora que ya sabemos definirla, nos surge la pregunta de: ¿Qué podemos hacer con ella?

Debes saber que la mejor forma de hacer frente a esta disfunción sexual es la de acudir a un profesional de la psicología especializado en sexualidad. Así, no solo se hace frente a la disfunción en sí, sino a las emociones que surgen de ella o que la están provocando. Además, trabajar con un psicólogo te ayudará a desarrollar herramientas que te sirvan para prevenir una nueva aparición.

No obstante, sabemos que siempre nos gusta saber algún tip para hacer frente a la disfunción eréctil. En Take Control Online podemos ofrecerte lo siguiente:

  • Cuidar la dieta.
  • Realizar ejercicio con frecuente.
  • Evitar la vida sedentaria.
  • Cuidar la salud cardiovascular concienzudamente.
  • Reducir el alcohol y el tabaco.

Aprende más: Cómo evitar la disfunción eréctil

¿Te gustaría saber más información al respecto? ¿Crees que necesitas ayuda profesional para hacer frente a las consecuencias de la DE? Contacta con nosotros a través de hola@takecontrolonline.com y te recomendaremos los profesionales adecuados para hacer frente.

Las disfunciones sexuales más frecuentes

Las disfunciones sexuales más frecuentes

Las disfunciones sexuales más frecuentes provocan un gran malestar a las personas que lo padecen. ¿Cuáles son estos trastornos sexuales? ¿Dónde podemos encontrar ayuda para superarlos?

Hoy en Take Control Online hablaremos sobre las disfunciones sexuales más frecuentes en personas con pene. Definiremos estos trastornos brevemente y comentaremos qué tipo de profesional es el más adecuado para cada uno.

Las disfunciones sexuales más frecuentes

En primer lugar, debemos definir qué es este concepto. Al hablar de disfunciones sexuales, nos referimos a un trastorno cuyo curso hace muy difícil que mantengamos una relación sexual e, incluso, puede llegar a imposibilitarla.

Estos trastornos se pueden presentar en cualquier de las fases de la respuesta sexual, entre las que encontramos:

  • Deseo.
  • Excitación.
  • Orgasmo.
  • Resolución.

Ahora bien, ¿Cuáles son las disfunciones sexuales más frecuentes?

Eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales más frecuentes. Se define como la incapacidad para mantener el control del reflejo eyaculatorio. A menudo, se trata de una disfunción sexual causada por el estrés y la ansiedad; sin embargo, también es posible que encontremos alguna causa orgánica tras su aparición, pero no es lo más habitual.

El profesional más adecuado para tratar la EP dependerá de la naturaleza de éste. Como hemos mencionado, la EP aparece frecuentemente por razones psicológicas. Por ello, lo más recomendable es acudir a un sexólogo especializado en eyaculación precoz, como los que puedes encontrar en Take Control Online.

Aprende más: Quién trata la eyaculación precoz

Aneyaculación: disfunciones sexuales frecuentes

La aneyaculación es uno de los trastornos de las que queremos hablar. Se trata de un proceso por el que la persona sufre una gran dificultad para alcanzar el orgasmo. También se llama eyaculación retardada.

Te recomendamos: Qué es la eyaculación retardada.

Al igual que ocurre en el trastorno anterior, su tratamiento dependerá de la naturaleza de las causas. En este caso, también es más frecuente que aparezca por causa psicológicas. De este modo, lo que mejor puedes hacer es pedir ayuda a una sexóloga.

Disfunción eréctil, una de las disfunciones sexuales más frecuentes

La disfunción eréctil es, sin lugar a dudas, una de las disfunciones sexuales que con más frecuencia aparece en nuestra sociedad y en el ámbito clínico de la sexología. Se define como la incapacidad para mantener una erección durante el suficiente tiempo como para tener una relación satisfactoria.

Entre sus causas, podemos destacar la depresión y la ansiedad.

Puede interesarte: No se me levanta

En Arvum Psicología puedes encontrar al equipo profesional que puede ayudarte a superar tu disfunción eréctil.

¿Te gustaría saber más? ¿Necesitas ayuda para superar la eyaculación precoz? Contacta con nosotros a través del correo hola@takecontrolonline.com.

De qué depende la cantidad de eyaculación

De qué depende la cantidad de eyaculación

¿De qué depende la cantidad de eyaculación? ¿Existen problemas sexuales determinados por el volumen de semen que expulsamos al eyacular? ¿Se puede modificar este volumen según lo que nosotros queramos?

Hoy en Take Control Online vamos a hablar de qué depende la cantidad de eyaculación. Todavía hoy en día hay muchas ideas alrededor de este suceso, pero no se tiene información clara y precisa sobre ello. Así que, si alguna vez te has preguntado si puedes modificar este aspecto a tu antojo, ¡sigue leyendo y descubre si se puede!

De qué depende la cantidad de eyaculación

 

La cantidad de eyaculación se refiere al volumen de semen que expulsamos al alcanzar un orgasmo. Debemos saber que esta cantidad no se trata de un volumen concreto a lo largo de la vida, sino que va cambiando y fluctuando, dependiendo de algunos factores.

Así, estos factores de los que puede depender la cantidad de eyaculación son:

  • El principal y más importante para la fluctuación más inmediata, es la cantidad de veces que se ha eyaculado previamente. A mayor número de veces, menor es la cantidad de eyaculación. Sin embargo, también debemos saber que, a mayor número de eyaculaciones, mejor es la calidad del semen.
  • La edad. A medida que nos vamos haciendo más mayores, la cantidad de eyaculación va disminuyendo de forma natural.
  • Tipo de vida. Las personas que mantienen una vida sedentaria y que no realizan ejercicio, suelen tender a la expulsión de una menor cantidad de eyaculación, así como su semen suele ser de peor calidad.
  • Las hormonas también son un factor del que depende la cantidad de eyaculación. En concreto, un déficit de testosterona puede provocar que nuestro volumen de semen disminuya.

¿La cantidad de eyaculación depende de nosotros?

Es posible que alguna vez te hayas preguntado de qué depende la cantidad de eyaculación. Ahora ya conoces los factores que pueden incidir en su calidad y cantidad. Pero, ¿te has preguntado si tú puedes aumentar este volumen a corto plazo?

Lo cierto es que no podemos controlar la cantidad de eyaculación de una forma directa. Es decir, no existe ninguna técnica para aumentar el volumen de semen en la eyaculación. No hay ningún alimento que contribuya a ello.

Lo que sí podemos modificar, no obstante, es la calidad de la cantidad de eyaculación que expulsamos. ¿Cómo podemos hacerlo? Teniendo en cuenta que:

  • Debemos evitar el estrés.
  • Cuidar nuestra alimentación.
  • Debemos mantener una vida activa y hacer ejercicio con cierta frecuencia.
  • El alcohol y las demás drogas afectan a nuestra calidad de semen.

 

Trastornos de la cantidad de eyaculación

Hay personas que tienen problemas relacionados con la cantidad de eyaculación, tanto por tener una cantidad excesiva, como por todo lo contrario. Así, existen los siguientes trastornos:

  • La hipospermia se refiere a un volumen de eyaculación por debajo de los 1,5 mL.
  • La hiperespermia, por lo contrario, es la eyaculación de un volumen mayor de 5,5 mL.

Aprende más: La hipospermia y la hiperespermia.

¿Te gustaría saber más sobre los factores que influyen en la cantidad de eyaculación? Escríbenos en los comentarios o a través de hola@takecontrolonline.com.