¿Necesitas encontrar 5 pasos para construir una buena autoestima? Aunque este constructo requiere de tiempo, paciencia y mucho aprendizaje, desde Arvum podemos ayudarte a iniciarte en el recorrido.

Nuestra autoestima puede estar contaminada por muchos aspectos diferentes. Los estándares sociales, la presión por las expectativas, críticas constantes y excesivos mensajes negativos… También puede influir la incapacidad de gestionar las emociones correctamente, y muchos aspectos internos.

Veamos cuáles son los 5 pasos para construir una buena autoestima que te ofrecemos desde Arvum.

5 pasos para construir una buena autoestima

Parar los pensamientos negativos

Los pensamientos negativos y recurrentes son una de las principales fuentes internas que hacen que nuestra autoestima no crezca. Tienen la capacidad, de hecho, no solo de frenar nuestro crecimiento, sino de hacer que ésta se haga más pequeña.

Existen diferentes estrategias para detener los pensamientos negativos. Lo principal en este asunto es ser capaces de identificar que nos está ocurriendo. Así, una vez seamos conscientes de que nuestro pensamiento está siendo invadido por ideas negativas, debemos esforzarnos por encontrar otro estímulo en el que centrar nuestra atención.

Cuidarnos: deporte y alimentación para construir una buena autoestima

Una base fundamental para construir una buena autoestima es cuidarnos a nosotros mismos. Empezando por cuidar nuestra alimentación: tratar de no comer a deshoras, cantidades no demasiado grandes para que no se hagan indigestas, alimentos variados y nutritivos, tratar de evitar la comida basura…

Es igual de importante, además, que no tendamos a tener una vida sedentaria. Especialmente en estas épocas de confinamiento y poca movilidad, necesitamos activar nuestro cuerpo y ejercitarlo para no caer en el sedentarismo.

Tenernos más en cuenta

Debemos comenzar a pensar más en nosotros mismos. ¡Así, como te lo contamos! Muchas de las personas que tienen baja autoestima tienden a poner a los demás por encima de ellos. Así, se pueden llegar a olvidar de los propios gustos y deseos, pues no se dan la suficiente importancia como para dedicarse tiempo.

¡Es necesario cambiar esto radicalmente! Tú también te mereces atenderte a ti mismo. Date un capricho de vez en cuando, prueba cosas nuevas o algo que te guste, pero no te hayas atrevido a hacer. ¡Regálate algo! Podrías, por ejemplo, aprender a intensificar los orgasmos con el suelo pélvico. ¡Eso sí que es un regalo!

No ser tan perfeccionistas

Uno de los rasgos que con más frecuencias llevan a la baja autoestima es el ser perfeccionista. Siempre nos vemos fallos, nunca es suficiente, siempre debemos rectificar y mejorar lo que hemos hecho…

Debemos aprender a conocer nuestras limitaciones y reconocer, además de validar, aquello que hacemos. Si conseguimos salir del proceso de la autoexigencia, iremos ganando poco a poco en relajación con respecto al perfeccionismo.

Crea vínculos afectivos no tóxicos

Aunque pueda parecerte que no al principio, crear vínculos afectivos sanos es realmente beneficioso a la hora de construir una buena autoestima. Los lazos afectivos pueden ser muy perjudiciales, así como, por el contrario, ofrecer estabilidad, aprendizaje, apoyo…

Tener vínculos afectivos no tóxicos nos ayudará, también, a reducir el estrés, a mejorar la autoimagen, e incluso se ha estudiado que, en relaciones de parejas con vínculos sanos, hasta se mejora la salud cardiovascular. ¡Imagina si tuviésemos vínculos bonitos con todas las personas que nos rodean!

Como decíamos al principio, aunque puede ser un proceso largo y tedioso, alcanzar el objetivo de una buena autoestima sí es posible. Si crees que necesitas ayuda para construir y mejorar tu autoestima, puedes contactar directamente con nosotros.